Ideología de Género

Xavier Novell el obispo homosexual egodistónico que usa vestidos rosa

536133

Xavier Novell opina que las madres convierten a los niños en gays. Y ya sabemos que a los hombres obispos les importan poco las lesbianas, se enfocan más en otros hombres y culpar a las mujeres. Normal si sufres homosexualidad egodistónica.

La ideología radical cristianista vaticanista de la mafia vaticana del lucro ultrareligiosa yihad de la empresa Dios S. A. adoctrina y lobomiza a todos sus curas, alumnos, conocidos, ovejas, pastores y todo tipo de personas en la absurda y falsada idea de que la homosexualidad es una especie de virus de la cobra gay que se te pega cuando eres niño porque te viola un pedófilo “o algo así”. Estos radicales no saben diferenciar entre pedófilos, hombres, mujeres, niños, violaciones, pederastas, bestialistas, machistas, masculino o femenino. Para ellos es todo igual porque en su mundo radicalizado no conocen más que las cuatro reglas como se decía antiguamente. Son completos analfabetos.

“Hi ha rols i tasques flexibles, que s’adapten a les circumstàncies concretes de cada família, però la presència clara i ben definida de totes dues figures, femenina i masculina, crea l’àmbit més adient per a la maduració de l’infant”. Jo em pregunto si el fenomen creixent de la confusió en l’orientació sexual de força nois adolescents no serà deguda a que “en la cultura occidental, la figura del pare estaria simbòlicament absent, desviada, esvaïda. Fins i tot la virilitat semblaria qüestionada”?

Según estas personas que sufren el síndrome de adoctrinamiento religioso y tienen sus capacidades mermadas por la enfermedad mental del radicalismo cristianista. Simplemente dicen que si un niño ve un hombre con falda se vuelve gay porque los padres están amariconados y las madres mejor que se vayan a fregar. Cosa curiosa porque los curas van vestidos con vestimenta femenina y en este caso no solo eso sino que además al parecer le encanta el rosa. Este hombre no sabe que ese tipo de gustos los dictan las hormonas segregadas en el cerebro durante la gestación. Las cuales definen la orientación sexual y otros gustos de forma epigenética antes de nacer. Pero claro, si dios existe en tu mente puedes llegar a creer que el mundo funciona de forma mágica y que, como dice Rajoy, “no se sabe porque llueve” o que dios quiere que llueva, o te conviertas en gay, o dejes de ser gay, o negro, o chino… Porque al parecer en la mente deformada radicalizada distorsionada y enferma de estos disminuidos psíquicos, mentales, morales, emocionales, empáticos y científicos ser homosexual es algo distinto a ser negro. O sea que ser negro es una condición epigenética pero ser gay no lo es porque en la biblia viene algo en Levítico, en el antiguo testamento ese que se dice que ya no importa y no tiene relevancia pero que casualmente se pasan el día mencionando. Quizá porque se pasan el día pensando en penes de hombres o niños en vez de vaginas de lesbianas. Que curioso ¿no? A eso se le llama ciencia, a lo otro, falacias. Lo siento chica travestida, no te fijas en los penes porque te hayan dicho que te tienes que fijar, te fijas porque es lo que te gusta. Las falacias de francotirador que tu limitada mente busque para justificar este hecho hormonal son irrelevantes. El sexo no se inculca, analfabeto. Si fuese así la humanidad se hubiese extinguido y los GLBTI no existirían. Ocurre al revés. Te gusta el rosa porque eres gay, no viceversa. No te vas a volver gay porque veas faldas o te gusten las faldas, ni vas a amar a hombres porque te viole un pedófilo al que le gustan los niños. Ese estereotipo folclórico de mujer es un constructo social. Si te violan, odiarás el sexo, a menos que fueses sadomasoquista antes de esa violación. Y es muy curioso que le deis más importancia a la imaginaria consecuencia homosexual de una violación pederasta que a la propia pederastia. Normal si tienes la moral totalmente torcida. Todo esto que decís es como decir que llueve porque plátano sabor naranja pero claro teniendo semejante retraso mental y moral que se puede esperar… Si no sabéis ni articular las lógicas más básicas adjudicando a un Dios imaginario cualquier cosa que no entendéis porque os creéis las tonterías del libro infantil de adoctrinamiento político y control de masas llamado La Biblia.

Es un absurdo intentar explicar ciencia al detalle como ya he realizado otras veces. Esta gente no aprende ya que está siendo adoctrinada día y noche por la máquina propagandística mafiosa del lobby vaticano en una conspiración internacional para intentar limitar las libertades de todos los ciudadanos intentando imponer conductas limitadas y radicalizadas sobre cómo tienen que vestir las personas, a quien deben amar, cómo deben cortarse el pelo, si pueden llevar pantalones, que colores pueden usar en su ropa, con quién pueden estar en la cama, como deben llevar sus vidas, que parejas pueden elegir y por supuesto intentar impedir por todos los medios que sean libres, felices, independientes y con educación. En vez de la mala educación en contra del igualitarismo para el cual la mafia internacional vaticanista yihad está en contra. Pues lo siento señores trastornados desviados de la naturaleza, vamos a seguir siendo naturales, haciendo lo que nos dé la gana y practicando la religión que nos dé la gana.

La teocracia ultra radical impositora de dictaduras inquisidoras no tiene derecho alguno a imponer la sharia vaticanista ultra radical yihad al resto de la población y eso es algo que esta mafia internacional de lobby político inmoral y delictivo tendrá que aceptar por la fuerza. Mientras sigan realizando delitos de odio, pues se les castiga con las penas legales oportunas por violar los derechos humanos de los ciudadanos. Y eso es lo  que hay, no hay que dialogar nada. No se negocia con terroristas delincuentes, se les encarcela por sus delitos.

Xavier Novell asume tu homosexualidad egodistónica. No, no te han convertido en gay. No son cosas “del demonio”. No estás poseído por el demonio. El demonio no existe. Dios no existe. Te han engañado, estafado toda tu vida. Crece, edúcate tu inconmensurable incultura radical. Amar a otras personas es algo bueno, sean cuales sean sus genitales. La moral no está atada a un libro traducido mil veces de mil formas distintas sino a los sentimientos de cada persona. Hacer daño a los GLBTI es inmoral y como delito que es, por muy loco que estés, necesita ser frenado porque es una agresión a otras personas. Hacer daño, algo malo, está mal. Digan lo que dijesen cuatro cabreros analfabetos en el año cero. Quizá si te quitas el vestido femenino rosa de obispo y sales a la calle a conocer gente real en vez de estar pensando en adolescentes afeminados para sentirte menos culpable por tener deseos lascivos sobre niños menores te podrías curar de tu enfermedad mental llamada homosexualidad egodistónica creada por el síndrome de adoctrinamiento religioso vaticanista. Eso claro, si en realidad no eres un pedófilo, como insinúa la estadística sobre pedofilia y curas. Lo cual no tiene nada que ver con la homosexualidad y todo que ver con el odio a la propia sexualidad inculcado por la iglesia. Es habitual que los pederastas además sean depravados transgresores que se creen el demonio, ese invento cristiano. O sea, que son cristianistas radicales a los que les han inculcado ser malas personas. A los homosexuales cristianistas radicales les da por la abstención convirtiéndose en pervertidos obsesos sexuales y violadores en potencia. Los cuartos oscuros están llenos de ellos aunque cada vez son muchos menos con la liberación homosexual. Los curas que conozco son todos sadomasoquistas porque creen que merecen un castigo por amar a otros hombres. Quizá sea ese “tu rollo”. No te preocupes, los derechos humanos garantizan que puedas hacer lo que quieras con tu vida aunque sea un vicio como el masoquismo, si es eso lo que realmente necesitas. Lo que no puedes hacer es decirle a los demás en qué camas se tienen que meter y cómo tienen que llevar sus vidas. Eso es abuso sexual. Los religiosos sois abusadores sexuales de GLBTI, hasta llegar al homicidio de transgéneros.

Se te veía muy contento con el papa Ratzinger, ese al que le dió por recordar que en la biblia no se condena la pedofilia y que por tanto, no se respetaba como derecho humano. Y es el motivo por el que el vaticano ha ocultado a tantos pederastas ya que no opinan que sea un crimen. El trastorno mental cristianista es lo que tiene, no diferencia entre sexo o violaciones, bien o mal. Solo entiende de egoísmo vicioso. En las fotos de Internet es más común verte cerca de adolescentes cerca de los 18 años… Yo, yo, yo es el mantra cristiano. Yo desde luego no dejaría a ningún niño ni menor de 18 años cerca de cualquier centro de adoctrinamiento religioso por el peligro que supone para su estabilidad mental, su moral y principios humanos que podrían verse mermados hasta niveles delictivos como suele suceder. La religión debería estar prohibida para los menores de 18 años. Más peligro tiene la religión que el sexo.

¿Te gusta que te digan lo que tienes que hacer con tu vida? A nosotros tampoco. Imagínate ser perseguido legalmente por un lobby internacional que pretende limitar tu libertad hasta en el corte de pelo que puedas llevar… Eso es lo que les hacéis a los GLBTI. Y no. Por mucho que vuestro radicalismo ultra yihad pretenda equiparar a los defensores de los derechos humanos GLBTI con la iglesia. No tiene punto de comparación. La iglesia es agresora, las asociaciones GLBTI son defensoras. Vosotros sois los malos, los agresores, los teócratas totalitarios inquisidores. Cuando los GLBTI digan que tienen que hacer los curas con sus vidas e impidan a los curas ser curas, como hacéis vosotros con los GLBTI entonces podréis quejaros pero lo que hacéis por el momento es lloriquear como niños superprivilegiados y consentidos que sois. Creced, evolucionad, eduquénse, estudien, adquieran moral y empatía. Y sobretodo asúmanlo, no tienen control sobre la vida del resto de personas, ni siquiera tienen derecho a controlar las vidas de sus fieles. Cuanto menos la de los que no somos ni creyentes en seres mágicos de fantasía. Asúmanlo, todas las personas son y serán iguales en el sentido legal aunque intentéis destruir la ONU o convertir en analfabeta a la sociedad, ocurrirá. Eso es una realidad que van a tener que asumir.

Aquí el único que tiene una confusión con su sexualidad es usted. Los demás lo tenemos todo muy claro. No nos persiguen ustedes porque nos guste que nos maltraten y nos persigan sino porque somos sinceros con lo que sentimos, consecuentes con nuestros actos, tenemos moral y no hacemos nada malo. Cosa que en un mundo destruido por la mayor y peor secta ideológica de la historia humanidad, se convierte en peligroso. Si quieren definir qué es la familia cristiana, el estilo de vida cristiano o como debe ser un católico. Lo pueden definir y los que no encajen en su radical visión del mundo dejarán de ser católicos, así de simple. Básicamente será todo el mundo porque la ideología vaticanista es contranatural e imposible de cumplir ya que no encaja con la realidad. Al resto de personas que no somos cristianistas ideológicos déjenos en paz y respeten los derechos humanos ya que no tenemos porque aguantar sus locuras ideológicas radicales e inmorales. Y lo dicho, si cometen un delito, castigo y punto. Nada de dialogar con delincuentes delictivos terroristas impositores de totalitarismos inquisidores de sharia vaticanista ideológica radical de yihad contranatural inmoral y criminal llena de odio hasta el homicidio. Ser tolerante con la intolerancia es contribuir y aceptar implícitamente ese odio, cosa que hacen habitualmente todos los conservadores. O mejor dicho, retrógrados. Si no evolucionan, la sociedad lo hará sin ustedes. Esa es la realidad.